octubre 12, 2017 | 9:43

cine/nota/Noticia/Top

Top 10: Actores que siempre serán recordados por un personaje

Películas van y películas vienen, pero algo que siempre permanecerá en nuestra mente es el rostro de muchos de los actores que hemos visto darles vida a personajes icónicos, o no tan importantes, en el cine.

Desde personalidades como Marilyn Monroe, James Dean, Sally Field, Tommy Lee Jones y Robin Williams, el cine está lleno de artistas que han logrado dejar su huella en cada personaje que interpretan, a tal grado que se han vuelto figuras icónicas y realmente difíciles de remplazar, pero, por otro lado, también tenemos artistas que han obtenido su fama por gracias a que se encontraron en el momento, casting y película adecuada que logró llevarlos a la cima, pero que después de eso su carrera en el mundo de la actuación se convirtió en un completo mito.

Desafortunadamente, la industria cinematográfica también se encuentra llena de esos artistas, quienes lograron tener un solo éxito y después de ese ya no se supo nada, o, en su defecto, intentaron continuar con su carrera, pero fueron tan encasillados por el personaje que los lanzó a la fama que ningún otro personaje les funcionó.

Christopher Reeve – Superman

A pesar de que el actor estadounidense tenía ya una amplia y bien conocida trayectoria en el cine, Christopher Reeve obtuvo el mayor éxito en su carrera cuando interpretó al Hombre de Acero, Superman. Desde el primer día que lo interpretó hasta la fecha, Reeve seguirá siendo para nosotros el auténtico Superman al que recordaremos siempre.

Linda Hamilton – Sarah Connor

Inició su carrera oficial de actuación participando en programas de televisión poco importantes, no fue hasta que llegó la película de Terminator en 1984 que Hamilton se convirtió en la ruda Sarah Connor, personaje que la encasilló tanto que, de todos sus trabajos realizados después de todos los títulos relacionados con Terminator, ninguno llegó a ser conocido como para quitarse la sombra de este personaje.

Leonard Nimoy – Spock

No fue hasta que llegó la serie de televisión Star Treck que Leonard Nimoy logró abrirse camino en el mundo de la actuación; para su buena, o mala, suerte, el actor no tuvo alguna otra participación tan importante en ningún lado más que la de Sr. Spock, pero digamos que no fue algo que le afectó mucho debido a que esta franquicia es una de las más famosas del mundo.

Jim Parsons – Sheldon Cooper

El actor que da vida al ególatra y presumido cerebrito de The Big Bang Theory, Sheldon Cooper, aunque nos duela aceptarlo, es un actor de un solo éxito, ya que ha permanecido con este personaje por tanto tiempo que le será completamente difícil, y hasta imposible, liberarse de él. Con sólo ver su cara no podemos evitar recordar su personaje y escucharlo decir “Bazinga!”.

Macaulay Culkin – Kevin McCallister

Aunque del Pobre Angelito que conocimos alguna vez ya no queda nada, Macaulay Culkin siempre nos recordará al niño más travieso y ocurrente con el que seguro todos soñamos ser alguna vez, y es que el pequeño Kevin McCallister logró darnos tantos momentos de risa que sería completamente imposible olvidarlo. La verdad es que preferimos recordarlo de esa forma a lo que se ha convertido hoy en día.

Carrie Fisher – Leia Organa

Seguro muchos saltarán con esta actriz, pero la realidad es que nuestra querida Carrie Fisher siempre será recordada por su legendario personaje de la franquicia más grande y famosa del mundo, Star Wars. A pesar de tener grandes participaciones en otras producciones, Fisher será siempre recordada por interpretar a la Princesa Leia Organa.

Jake Lloyd – Anakin niño

¿Quién diría que interpretar a uno de los personajes más reconocidos del mundo del cine iba a hacer de Jake Lloyd un niño infeliz? Pues, aunque no lo crean, el actor no soportó la presión y el estrés que esta profesión le provocaba y terminó dejando aún lado la carrera prometedora que apenas iba a arrancar.

Hayden Christensen – Anakin grande

Este actor inició su carrera desde muy pequeño, pero no fue hasta que Star Wars llegó a su vida que el actor fue reconocido mundialmente, ya que tuvo la oportunidad de interpretar a uno de los personajes más emblemáticos de la saga y que nos dio la oportunidad de presenciar la transformación de Anakin Skywalker en Darth Vader. Desafortunadamente este personaje, después de esta participación, no ha tenido un papel tan grande como este que nos haga quitarnos la imagen de la cabeza del joven Jedi cada que lo vemos.

Henry Thomas – Elliot

Cómo olvidar el éxito de 1982 del gran Steven Spielberg, E. T., la primera película que nos presentó una increíble y tierna convivencia entre un humano y un extraterrestre, la cual nos presentó a Henry Thomas, el pequeño niño y fiel acompañante de E. T. del cual no volvimos a saber nada después de esta gran película. Bueno, la verdad es que sí ha seguido trabajando en más películas, pero ninguna lo suficientemente importante como para lograr que volteemos a verlo nuevamente con el interés que lo mirábamos hace 35 años.

Rupert Grint – Ron Weasley

El inseparable amigo de Harry Potter, Ron Weasley, fue de los mejores personajes que pudimos encontrar en esta saga, ya que nos regaló grandes momentos de diversión, los mismos que no pasaron de ahí, ya que después de este gran trabajo no hemos vuelto a saber mucho de él. Para su mala suerte, el éxito de este actor no tuvo buen resultado como el de sus compañeros Emma Watson y Daniel Radcliffe.