septiembre 13, 2017 | 2:02

nota/Tecnología

iPhone X; tarde e innecesariamente complicado

Apple anunció la versión de aniversario de su dispositivo más popular esta semana: iPhone X. Y, como ocurre cada año, acaparó la atención de los medios y del público en general con una presentación imponente, características atractivas y hasta emojis animados. Pero una vez que analizamos el producto nos damos cuenta de que la innovación en Apple sigue dando vueltas alrededor de sus mejores años y rescatando lo que otros no han sabido comercializar.

Incluso Apple parece su propio enemigo, pues apenas unos minutos antes de que el mundo conociera al iPhone X de forma oficial, los de Cupertino presentaron al iPhone 8… qué básicamente es una versión mejorada de del iPhone 7 y 7 Plus, con algunos agregados en la cámara o el touch 3D, pero sin ningún cambio significativo. ¿El verdadero problema? Sería absurdo gastar en un iPhone 8 cuando puedes ir “más arriba” o conseguir la versión anterior a un precio más accesible.

Nuestra cara al enterarnos del precio del iPhone X en México...

Nuestra cara al enterarnos del precio del iPhone X en México…

Entrando de lleno al iPhone X encontramos características esenciales en los dispositivos móviles de hoy en día, pero que ya existían desde hace algunos meses y hasta años en dispositivos más baratos y que sí revolucionaron la industria. Todos conocemos la actual “guerra de smartphones”, pero incluso dentro de esa rivalidad vemos que sus competidores han sabido sacar beneficio al “ingenio” de Apple.

Mientras que la tecnología del Face ID o la pantalla sin bordes fueron elementos que ya vimos este mismo año en dispositivos de la competencia. Apple usa a la propia Samsung para la creación de sus pantallas OLED, lo que nos regresa a la efectividad de la marca surcoreana en el desarrollo de sus dispositivos y en el verdadero origen de la innovación que tanto hemos escuchado en las últimas horas. La forma en que Apple vende su marca -más no sus dispositivos- aunado a los “explosivos” problemas de la competencia, nos colocan ante la superioridad de la manzana en un mercado que se sale de control con cada nuevo anuncio.

En los videos podemos observar que las nuevas características del iPhone X son una solución eficaz para cada momento de nuestra vida diaria… aunque la realidad para muchos usuarios es muy distinta. El primer obstáculo, incluso para un mercado como el de Estados Unidos, es el precio del modelo más básico: 999 dólares. Cantidad que aumentará con la compra de accesorios para encontrar esa experiencia prometida como es el caso de los AirPods, la base de carga inalámbrica llamada Air Power y hasta el cargador tradicional con función de carga rápida… sin contar los muchos objetos que hace de tu vida con un iPhone algo más sencillo.

¿Lo peor de todo? Apple llega con iPhone X tarde y con una competencia que cada vez se hace más grande en el mundo. No solo hablamos de Samsung y los comprobadísimos Galaxy, sino también del LG V30 o el Xiaomi Mi MIX 2. La competencia de Apple le ha demostrado que una conferencia impresionante no es suficiente para triunfar en estos días, y los accionistas de la empresa tampoco han quedado tan convencidos sobre las nuevas apuestas de la compañía, donde sus acciones disminuyeron hasta un 0.4% tras el anuncio de la nueva gama de dispositivos.

Las acciones de Apple se mantendrán a la baja hasta que iPhone X salga a la venta y demuestre que 1000 dólares son un gasto equivalente a un año de vida en un dispositivo.