septiembre 25, 2017 | 3:39

nota

El desolado paso de Swamp Thing por el NES

Quién diría que la tercer figura de DC Cómics en dar el salto a la industria de los videojuegos tras el éxito de Superman y Batman sería Swamp Thing. El personaje creado por el escritor Len Wein y el dibujante Bernie Wrightson llevó su historia a la primer consola de Nintendo con menos trascendencia que la de los héroes mencionados, pero con una importancia mayor para la industria del cómic.

Desarrollado por Imagineering, Swamp Thing para NES es una adaptación de la serie animada del personaje que transmitió Fox Kids de 1990 a 1991. Debido a la época en la que nos encontrábamos dentro de los videojuegos, los desarrolladores adoptaron el género de los beat ‘em up para sumarse al fenómeno alrededor de juegos como Double Dragon, Golden Axe y The Simpsons: Bart vs. the Space Mutants, siendo este último del que toman todo el motor del juego.

La historia del Imagineering retoma lo visto en Swamp Thing n.º 1 y la serie animada, por lo que desde la introducción del juego podemos observar la trágica conversión de Alec Holland en la Cosa del Pantano tras la explosión de su laboratorio en Louisiana y su posterior caída en una laguna cercana. Sin embargo, para la historia del juego sería el Dr. Anton Arcane el causante de su desgracia y enemigo principal, dejando de lado uno de los misterios iniciales del cómic.

El resto de la aventura tiene una serie de similitudes con la historieta y animación en cuanto a escenarios y villanos disponibles, aunque todo en un mundo trabajado directamente en la consola de Nintendo, por lo que gran parte del juego llega a sentirse repetitivo y poco interesante a la hora de enfrentar a los jefes de nivel. Swamp Thing llegó un año después de que el NES había sido sustituido por el SNES, lo que dejo a la obra de Imagineering un tanto atrasada en tecnología y gameplay.

Además de Arcane, Swamp Thing presentaba al Doctor Deemo, Weedkiller y Skinman como jefes de nivel y con un diseño “alusivo” a su versión animada. Tristemente no aportaban nada a la trama y mucho menos al gameplay, por lo que su presencia es apenas anecdótica para quienes lo jugaron. Eso sí, el diseño de Swamp Thing se mantenía fiel al cómic con un buen tamaño del personaje y la fuerza suficiente para salir bien librado del combate, ya sea saltando, agachándose o lanzando bolas de lodo a los enemigos.

el-desolado-paso-de-swamp-thing-por-el-nes

De igual forma los escenarios nos dejaban imaginar al héroe en lugares extraídos del cómic como el clásico pantano, un siniestro cementerio y otros lugares que seguían la trama del juego como la planta química de Anton Arcane. En términos generales fue un juego que cumplió con lo básico del género, pero sus limitantes técnicas lo dejaron rezagado ante títulos más complejos como Batman: Returns o Teenage Mutant Ninja Turtles IV: Turtles in Time.

A pesar de todo lo mencionado, durante muchos años Swamp Thing se ha mantenido como uno de los pocos videojuegos de DC Cómics / Vertigo que no son protagonizados por Batman, Superman o la Justice League. Lo que nos regresa a una época en la que los cómics presentaban un importante nicho de jugadores potenciales para las compañías más importantes de principios de los noventa. Y es que además de la versión de SNES, Swamp Thing llegó al Gam Boy con una estructura muy similar y estuvo a punto de aterrizar en el Sega Genesis.

Por lo menos en nuestros días podemos disfrutar de una mejor versión de Swamp Thing en Injustice 2, donde el personaje de Wein y Wrightson tiene una participación discreta pero importante para la historia, y un sistema de juego lo suficientemente bueno para no perder la oportunidad de “echar la reta” con él en cualquier momento.

¿Te gustaría ver a Swamp Thing de regreso en los videojuegos?

El salto de Swamp Thing del cómic al cine

La Saga de Swamp Thing según Neil Gaiman

El homenaje de Injustice 2 a Bernie Wrightson

Top 5: Series de Vértigo que nos gustaría ver en televisión