noviembre 24, 2017 | 4:14

Cómics/nota

Grant Morrison, una introducción a Enigma

El presente texto del escritor Grant Morrison es una extracto de la introducción a Enigma, novela gráfica que Vertigo Cómics México presenta en su colección Cómics que desafían las expectativas, ya a la venta.

EXTRAÑO

Tal vez deba comenzar mis divagaciones presentando mis credenciales en esta área: he disfrutado de Peter ya desde hace un buen rato, por decirlo de cierta manera, siguiendo su trabajo –como el día sigue a la mañana y Chapman siguió a Lennon– desde la gloriosa y visionaria postura desgarbada de Strange Days, a través de sus varias colaboraciones con el divino Brendan McCarthy, y hasta Shade, The Changing Man, etc, etc. Durante ese tiempo, ha sido mi privilegio (o tal vez “Destino” sería la palabra más apropiada) llegar a conocer al mismísimo hombre y, si no compartir exactamente sus triunfos y tragedias, al menos haber escuchado de ellas en el teléfono a través de un tercero o algo más.

grant-morrison-una-introduccion-a-enigma-1

DESCUBRIR

Pero ustedes quieren la verdad, ¿no es así? Y no puedo continuar por mucho tiempo con estas pendejadas tipo Peter Ustinov. La Verdad es que las mentiras, la mayoría de las veces, son más honestas de lo que desean ser. La Verdad es que la ficción constantemente nos dice más acerca de nosotros de lo que preferimos saber. La Verdad es que Enigma es una de las mejores series de cómic que jamás hayan sido escritas porque, con un malicioso júbilo, expone los absurdos e insuficiencias de nuestra vida y sostiene todas nuestras ridículas esperanzas y temores frente a la áspera luz de La Verdad. Nos muestra a La Condición Humana como una condición muy cercana a la caspa, aunque no se detiene sólo ahí. Enigma ha sido descrito como un cómic existencialista, pero me parece que es más que eso; aceptémoslo, ¿cuándo fue la última ocasión que sonrieron con Jean- Paul Sartre? El malicioso júbilo del humor en Enigma es tal, que no sólo nos hace reír, no sólo nos hace temblar al reconocernos en la mezquindad de los deseos y ambiciones humanas, también nos muestra cómo podemos ser libres, como Michael Smith, al no temerle a La Verdad. ¡Y todo esto presente en un cómic!

grant-morrison-una-introduccion-a-enigma-2

FONDO

En términos de absoluta valentía técnica, de la cual creo que a otros escritores les importará lo mismo que un pedo, Enigma marca nuevos caminos en cada capítulo. Podría pasarme el día completo hablando de las innovadoras transiciones de escena y los logros dramáticos hechos posibles por el brillante mecanismo de un cínico narrador omnipresente (quien, a pesar de su desprecio por tal situación, no logra desenredarse del texto en el que se encuentra profundamente imbuido como los mismos personajes que tan exquisitamente ridiculiza). La identidad del narrador, oculta hasta las últimas páginas, es revelada finalmente en lo que, para mí, es el ‘momento trascendental’ de la serie; un momento que arranca la tapadera del mundo ficticio tan seguro como que es rasgado el cielo en el mundo de El Enigma en el fondo de un pozo en Arizona.

grant-morrison-una-introduccion-a-enigma-3

VIBRANTE

No olvidemos que Enigma también es un cómic de superhéroes y demuestra que, a pesar de la insistencia hacia lo contrario, aún hay infinitas posibilidades abiertas a quienquiera que esté dispuesto a poner un poco de tiempo e inteligencia para esforzarse con las ideas presentadas en una de las más grandes formas de arte estadounidense. Enigma es acerca de superhéroes y de la gente ordinaria que hace superhéroes y de las razones por las que lo hacen. Es acerca de trabajar una forma de arte marginalizado y usar los clichés de esa forma de arte para producir algo que es más vibrante, más relevante, más incisivo y, francamente, mucho más divertido que la más reciente y ovacionada novela de la sensación literaria que hayan escuchado nombrar.

grant-morrison-una-introduccion-a-enigma-4

EXCITANTE

Y, por si acaso los sentimientos de Duncan Fegredo se sienten dejados fuera mientras me acercó al final de mi viaje picaresco, aquí hay un poco acerca de él:

He adorado la efigie de Duncan Fegredo desde 1991 cuando pintó mi serie de Kid Eternity para DC (un gran logro para el daltónico desesperanzado Fegredo, quien vive en su propio y demente mundo… un mundo nada parecido al nuestro, en el que camiones de bomberos son azul rey y el cielo es un rosa sonrojado). Su trabajo a lápiz y tinta, presentado por primera vez en Enigma, es en todos los aspectos tan sexualmente despierto como su arte en Kid Eternity, aunque con el agregado de su brillante y creciente habilidad en la línea. Duncan se reinventó a sí mismo en las páginas de Enigma y produjo su trabajo más expresivo y explosivo a la fecha. Aquí hay el suficiente libido para encender Broadway, y de manera muy seria exijo a los gobiernos del mundo que utilicen a Duncan Fegredo como una fuente de energía alternativa. ¿Barato, limpio y amigable? Bueno, uno de tres no está mal.

Grant Morrison hogar, Mayo de 1995

 

enigma-showcase-1