enero 12, 2018 | 3:52

Cine/Cómics/nota

10 años del MCU: Hulk, el hombre increíble

Una de las mayores confusiones alrededor del Universo cinematográfico de Marvel es la presencia de Hulk en el grupo de héroes. ¿Forma parte este filme del MCU? Marvel en un principio tenía sus diferentes propiedades repartidas en las diferentes casas productoras: Universal posee Hulk, Sony a Spider-Man y Fox toda la comunidad mutante y a los 4 Fantásticos. Desde entonces, cada uno de estos personajes se han mantenido alejados unos de otros. Marvel Studios rompió esa norma: tras el estreno y éxito de Iron Man en 2008, cada uno de los héroes en el planeta Tierra comenzó a relacionarse con el otro. Una de las primeras cintas en hacer esto posible fue Hulk, el hombre increíble.

La historia, sin relación alguna con la primer cinta basada en el Gigante Esmeralda, fue dirigida por Louis Leterrier, quien ya tenía experiencia con las cintas de acción. ¿Cuál era el mayor reto de contar la historia de Bruce Banner nuevamente en el cine? Ang Lee había dirigido el primer filme de Hulk, sin embargo esta nueva versión nos llevaría a conocer una etapa diferente de Banner: la cura de su mal, la radiación en su interior para deshacerse de todos sus males. El mayor mérito del filme protagonizado por Edward Norton fue el conflicto entre Bruce y Hulk, el cual fue abordado de una manera especial la cual daría forma al futuro de las cintas de Marvel.

hulk_and_blonsky_faceoff

La cinta comienza sus títulos iniciales relatando el nacimiento del Hombre increíble, desde el accidente en el laboratorio hasta el exilio de Banner, todo esto ayudó al espectador nuevo a introducirse de lleno al mundo que rodeaba al personaje. Una vez hecho esto, el filme nos muestra a un Bruce viviendo de incógnito en Brasil, donde trabaja en secreto para obtener una cura que lo libre de la radiación en su cuerpo. Además, el protagonista ha aprendido a mantener a Hulk a raya, por lo que la transformación de “hombre a monstruo” no ocurre hasta avanzada la película, haciendo que el primer acto (al igual que en Iron Man) la audiencia se centre únicamente en el personaje y no en la acción.

Cuando el protagonista es obligado a salir de su exilio, el relato de su salvación comienza a avanzar: Banner regresa a la civilización buscando al “Sr. Azul”: se trata del Dr. Samuel Sterns, un biólogo celular que puede ser capaz de encontrar una cura para el mal que invade a Bruce. Este encuentro se da gracias al personaje de Betty Ross, el interés amoroso y fiel colega científica del personaje de Marvel. Juntos emprenden un viaje secreto para llegar hasta la fuente de la cura que pondrá fin a Hulk. Mientras todo eso sucede, los personajes de Betty y su padre, el Gral. Ross, representan la antítesis perfecta de los conflictos internos de Banner: por una lado ella representa la razón para “obtener la cura” y seguir adelante, eliminando el alter ego de Banner para siempre; por el otro lado, el militar le da caza eterna para hacer uso de sus poderes y poder armar al “Super soldado”. Para Bruce, Betty es la razón perfecta para matar a Hulk, aunque esto podría asesinarlo en el proceso, mientras que mantenerse como el Gigante Esmeralda provocaría más caos y destrucción en su mundo. Un claro conflicto que continuaría a lo largo de su desarrollo en esta y otras cintas de Marvel.

incredible-hulk-abomination

Juntos, estos “demonios” de Banner convergen en lo que sería la mejor representación del caos en su vida: Abominación. Esta criatura es una forma tomada por Emil Blonsky, militar obsesionado con convertirse en una “arma humana”, después de que tomara parte del Suero del Súper Soldado, con una mezcla de radiación gamma. Blonsky aumenta los niveles de rayos gamma, lo cual lo hace más grande y más fuerte que Hulk, su enemigo natural, pero es incapaz de volver a su forma humana. Así, en un duelo final en el que se decide el destino de toda una población, Banner descubre que puede estar en equilibrio con Hulk mientras tenga una razón por la cual seguir luchando.

the-incredible-hulk

Desafortunadamente no todo salió bien tras el estreno de la película: si bien fue un éxito a largo plazo y la cinta lograra colocarse en la “línea de tiempo oficial” del Universo cinematográfico de Marvel, las negociaciones entre Norton y Marvel Studios nunca lograron llegar a un acuerdo, por lo que sería Mark Ruffalo quien llegara a tomar su papel como “el vengador más fuerte”.

Fue gracias a este impresionante arco, el de la lucha entre Bruce Banner contra Hulk, que las cintas con superhéroes como protagonistas comenzaron a ser tomadas en serio por Marvel. Antes de ver una historia en el que la acción y la adrenalina fueran parte clave de la historia, Louis Leterrier y Edward Norton se enfocaron en mostrarnos en pantalla una guerra que iría más allá de los golpes: no hay mayor duelo que aquél que se desarrolla en nuestras mentes.

Ahora, con Hulk de regreso en Thor: Ragnarok y listo para enfrentar a Thanos en Avengers: Infinity War, el arco del personaje se ha vuelto mucho más compleja. Pese a la nula probabilidad de verlo en una nueva cinta en solitario, Hulk, el hombre increíble nos demostró que antes de combatir a nuestros enemigos debemos luchar la batalla más dura de nuestras vidas: la interna.

mcu-10-an%cc%83os-huk-el-hombre-increible

Quizás te puede interesar:

 

Del cómic al MCU: The Incredible Hulk

Las curiosidades que rodean a The Incredible Hulk

El arte detrás de The Incredible Hulk