DC Black

V for Vendetta y su peligroso acercamiento a la realidad del Siglo XXI