fb-pixel

Compartir

#Cine

La historia real de ‘El abismo de Kiruna’, la dramática película de Netflix

El abismo de Kiruna historia real

La historia real de El abismo de Kiruna data de muchos años atrás en la ciudad del mismo nombre donde hubo un terremoto.

Muchas películas se inspiran en historias de la vida real para tejer una trama a su alrededor. The Iron Claw es un buen ejemplo de ello. También podemos mencionar El abismo de Kiruna, cinta sueca que se encuentra en Netflix y que se sitúa en Kiruna, una ciudad sueca que se está hundiendo debido a la explotación minera que se lleva a cabo en ella y que mantiene en alerta a las autoridades. Si te interesa verla o ya la viste y quieres saber más del caso, entonces conoce la historia real de El abismo de Kiruna.

La película gira en torno a Frigga (Tuva Novotny), responsable de la mayor mina del mundo ubicada al norte de Suecia: Kiirunavaara. Después de que un terremoto sacuda una parte de la mina, Frigga se da cuenta de que la cercana ciudad de Kiruna está en peligro de que se la trague la Tierra gracias al hundimiento causado por la combinación de la excesiva explotación minera y los seísmos.

Los protagonistas no pueden evacuar la ciudad y quedan atrapados en el caos cuando parte de ella se derrumba bajo sus pies. Sin duda es una historia emocionante, pero hay muchas cosas sobre el desastre real de la mina de Kiruna que se omitieron en la película. A continuación, la historia real.

La verdadera historia de Kiruna

Suecia es el mayor productor de hierro de Europa, pues abastece el 90% del mercado. En su territorio se encuentra la ciudad de Kiruna, donde se extrae la mayor parte de este mineral. La ciudad tiene la mayor y más avanzada mina subterránea del mundo. Sin embargo, las perforaciones y un terremoto provocaron distintos problemas en la ciudad.

Las grietas provocadas por la mina subterránea socavaron el suelo de la zona residencial del pueblo. Esto provocó que comenzaran a debilitarse algunas estructuras, y que se generaran hundimientos en el centro metropolitano de la ciudad.

En la película se ven calles y edificios enteros tragados por la tierra e innumerables ciudadanos de Kiruna pereciendo en el desastre. Sin embargo, la verdadera catástrofe de la mina de Kiruna se saldó sin víctimas. Cuando se produjo el terremoto el 18 de mayo de 2020, de 4,8 grados en la escala de Richter, 13 mineros trabajaban bajo tierra y todos fueron evacuados con éxito. En cuanto a la ciudad, sus habitantes se encuentran bien.

Debido a ello, la empresa minera LKAB investigó los hechos e informó que en las proximidades de Kiruna se identificó lo que podría ser la mayor reserva de tierras raras de Europa. Las tierras raras son componentes fundamentales en la fabricación de dispositivos electrónicos, electrodomésticos, nanotecnología, sistemas de iluminación, pantallas de cristal líquido y dispositivos móviles, entre otros productos. Muchos de estos yacimientos de tierras raras se identificaron principalmente en las naciones escandinavas, como Suecia.

Este territorio alojaría unos “585 millones de toneladas de mineral, con al menos un millón de toneladas de óxidos de praseodimio o neodimio”, según se dio a conocer en varias notas periodísticas.

Mudar a la población

Después de evaluar la situación anterior, las autoridades decidieron comenzar un megaproyecto para mudar a la población a una distancia de tres kilómetros de donde se encuentra actualmente. Esto permitiría que las extracciones puedan avanzar sin poner en riesgo a los habitantes.

El abismo de Kiruna afirma que la ciudad está en proceso de traslado a una nueva ubicación gracias al desmoronamiento de la Tierra. Sin embargo, en realidad este proceso comenzó casi 20 años antes del terremoto de 2020.

La subsidencia, o hundimiento gradual de una zona de tierra es un fenómeno habitual cerca de las minas y puede causar daños importantes en edificios y carreteras. No cabe duda de que se trata de un problema de seguridad a largo plazo y no una preocupación inmediata, como dio a entender la película.

Como puedes ver, la tragedia de Kiruna inspiró al director y coguionista Richard Holm para rodar The Abyss, el título en inglés de la película, aunque hubo muchas libertades creativas en la producción para hacerla más espectacular y dramática. Esta cinta se encuentra en Netflix.

POR RODRIGO AYALA

Editor especializado en cultura pop, cine, historia, literatura y música. Amo el terror, la música rock, los conciertos y el running. Escribí los libros “Siempre al anochecer y otros cuentos de lo extraño” y “Potwór” para exorcizar mis demonios. Mi frase favorita: “It can't rain all the time”.

rodrigo.ayala@editorialtelevisa.com.mx
0
    Carrito de compra
    Tu carrito esta vacioRegresar