fb-pixel

Compartir

#Cine

Las 8 transformaciones físicas más recordadas en la historia del cine

transformaciones físicas más recordadas en la historia del cine

Estas son algunas de las transformaciones físicas más extremas en la historia del cine. ¿Cuál es tu favorita?

A lo largo de la historia del cine, los actores y actrices han llegado a límites insospechados para transformar su imagen física con el propósito de interpretar ciertos papeles cinematográficos. Ello los ha llevado a ser irreconocibles en pantalla y, al mismo tiempo, a ofrecer actuaciones en su mayoría inolvidables. Estas son algunas de las transformaciones físicas más recordadas en la historia del cine. ¿Cuál es tu favorita?

Christian Bale en El maquinista

Una de las transformaciones físicas más extremas en la historia del cine es la de Christian Bale para la película El maquinista. El actor bajó 28 kilos de manera drástica, lo cual se puede apreciar en su aspecto demacrado y frágil en la película. Se dice que su dieta consistía en una manzana y una lata de atún al día.

Natalie Portman en Black Swan

Se dice que la actriz Natalie Portman perdió 9 kilos para interpretar a una bailarina de ballet en El cisne negro, la obra maestra de Darren Aronofsky. Portman entrenaba entre 5 y 8 horas al día y no comía casi nada. Se la citó diciendo que “literalmente pensaba que iba a morir” debido al sacrificio que le exigió este papel que al final la llevó a ganar un Oscar.

Jared Leto en Chapter 27

Jared Leto ganó casi 18 kilos para interpretar a un asesino en Chapter 27, película que se centra en Mark David Chapman, el hombre que asesinó al músico John Lennon y que mostraba una obsesión con la novela El guardián entre el centeno, de J.D. Salinger.

Charlize Theron en Monster

Charlize Theron tuvo que subir 30 kilos para interpretar de forma convincente a la asesina en serie Aileen Wuornos en Monster, un papel que le valió un Oscar. Definitivamente valió la pena el esfuerzo para una de las actrices más admiradas de Hollywood. Charlize deslumbró al mundo con un papel muy diferente a los que solía hacer, y con el que demostró su gran versatilidad.

Matthew McConaughey en Dallas Buyers Club

Para protagonizar el papel de un hombre moribundo a causa del sida en la película Dallas Buyers Club, Matthew McConaughey perdió 21 kilos aproximadamente en unos 6 meses. Su actuación fue brillante en este drama, en gran parte por el aspecto que lucía y que le daba más angustia a su personaje.

Robert De Niro en Raging Bull

Durante el rodaje de Toro Salvaje, una de las mejores películas de Martin Scorsese, Robert De Niro subió 60 kilos para protagonizar el deterioro físico de su personaje Jake La Motta, un boxeador que después de tenerlo todo, entra en un estado de decadencia mental y física.

Gerard Butler en 300

Para su papel en la cinta épica de fantasía 300, Gerard Butler ganó 9 kilos de masa muscular para interpretar el papel de un guerrero espartano. Butler lucía titánico en pantalla, lo que contribuyó a darle a su personaje un realismo total.

Renee Zellweger en El diario de Bridget Jones

Para interpretar a la adorable Bridget Jones, Renee Zellweger, de naturaleza muy delgada, subió 10 kilos y llevó una vida sedentaria durante varias semanas. Una vez que recuperó su peso habitual, la actriz lucía irreconocible.

POR RODRIGO AYALA

Editor especializado en cultura pop, cine, historia, literatura y música. Amo el terror, la música rock, los conciertos y el running. Escribí los libros “Siempre al anochecer y otros cuentos de lo extraño” y “Potwór” para exorcizar mis demonios. Mi frase favorita: “It can't rain all the time”.

rodrigo.ayala@editorialtelevisa.com.mx
0
    Carrito de compra
    Tu carrito esta vacioRegresar